Seguridad, Tranquilidad y Bienestar

La seguridad en general, representa para los humanos, un incentivo de tranquilidad y de bienestar físico y psicológico. Se dice que se está seguro, donde no se registren peligros cercanos y se esté libre de ellos. A decir verdad, el término seguridad, si bien mantiene un estrecho vínculo con la definición tradicional, discrepa en muchos sentidos. Aquí algunos de los sentidos en que se hace referencia cuando se habla de seguridad.

Un primer acercamiento es seguridad privada, sin duda hace referencia a las empresas de seguridad privada encargadas de mantener el orden en diversos sectores. Puede ser desde eventos, casas particulares o negocios quienes se interesen por el servicio de seguridad privada. Es muy común verlos vestidos de manera similar a los policías locales, pero con tonos de uniformes diferentes y muchas veces sus armas suelen ser de defensa personal.

Otro término usado muy comúnmente y con tintes similares es el de seguridad laboral. Este tiene mayor acercamiento a la definición tradicional, pues quiere decir el estar exento de peligros y libre de accidentes en el área laboral. Regularmente se usa en empresas donde los peligros son grandes y están a la merced. Por ejemplo en fábricas, construcciones etcétera. Se previenen los accidentes marcando lugares por donde puede circularse, usando equipo adecuado para cada lugar, entre ellos guantes, cascos, calzado, y hasta trajes extravagantes.

Uno muy mencionado en esta era de la tecnología es la seguridad de informativa. Quiere decir, regularmente, el cerrojo que se forma para evitar que se filtre cualquier información que puede perjudicar a determinado grupo o sector. Esto se ve recurrente en bancos o empresas donde abundan secretos que son de gran valor para ellos. Tal parece sacado de una novela de misterio o policiaca, pero sin duda es una realidad, por lejana que parezca.

La seguridad nacional, ¿quién no ha escuchado hablar del servicio secreto del gobierno de los Estados Unidos de América, o la guardia suiza? Estos parecen más de una novela que lo anterior, pero se corresponden con la realidad. Son elementos policiacos de élite encargados de la protección de diversos personajes de carácter o intervención internacional, tal como el presidente o el mismo vicario de Cristo.

Por último y no menos común, el cinturón de seguridad, un artefacto que millones de personas usan a diario para protegerse o sujetarte al asiento de su automóvil; no usarlo representa una infracción al reglamento de tránsito.

Tipos de Alarmas de Seguridad

En el mundo actual, una de las principales afecciones de la sociedad es la inseguridad, por lo que han sido necesarias tomar o implementar medidas cada vez más concisas al respecto. Una de ellas son las alarmas, elementos de seguridad pasiva, previamente programados para responder o advertir a situaciones de peligro. Las personas, con el afán de advertir de diversos peligros y proteger sus bienes, recurren al implemento del servicio, sean cual requieran.

En el mundo de las alarmas, se conocen de diversos tipos y para diferentes lugares. Por ejemplo, los domésticos, que regularmente ocupan el lugar de vigilante las 24 horas del día, con cámaras colocadas en lugares estratégicos para abarcar la totalidad de las zonas a proteger, algunas veces micrófonos; todo conectado en circuito cerrado, con conexión directa a la policía local.

El otro, el comercial, normalmente es usado en empresas, con desconexión parcial durante el día, mientras que por la noche aparece en funcionamiento. Éste último lo encontramos en escuelas, empresas, bancos y otros lugares con perfil parecido.

El funcionamiento de las alarmas, suele ser variado, dependiendo la tecnología de cada dispositivo. Pero una generalidad que se encuentra en los diversos dispositivos es el siguiente: una vez que la alarma ha sido activada, sea sensorial o de humo, al detectar el problema, posteriormente suena la sirena y procede a enviar un mensaje a una central receptora, que hace las veces de una especie de computadora central, o algunas otras veces conectada, vía GPS o telefónica, a diversos departamentos de bomberos o policías, según sea la necesidad a atender.

Entonces, tenemos que las partes más importantes de que se compone una alarma son, como principal motor, una central procesadora, que como dijimos atrás hace la función del cerebro central; un teclado, casi siempre establecido en una pared de la casa o empresa, con botones con conexión directa para atender emergencias; sirena, dispositivo listo para chillar cuando la emergencia o el allanamiento ocurre; por último, los detectores, se tratan de los sensores encargados de la detección, algunas veces del peligro, por ejemplo, entre los más comunes, se conocen detectores de humo, de movimiento de ruido etcétera.

Sabemos hoy en día de la importancia de las alarmas, tanto caseras como para negocios, y que son una herramienta eficiente para la protección en general. Quienes son los especialistas recomendables en su instalación y monitoreo es Topali, que es una empresa de seguridad privada en Guadalajara.